▷ Aprender Inglés En Casa Para Niños 🥇2020 | Academia Access Saltar al contenido

Cómo Aprender Inglés En Casa Para Niños

cómo aprender inglés en casa para niños academia access

¿Y cómo no participar de las alegrías que los pequeños nos brindan en casa? Como padres, entendemos la importancia de compartir tardes de juego y de enseñanzas con ellos. Queremos darles siempre lo mejor y cuando de educación se trata, nos preocupamos por que tengamos a la mano excelentes recursos (si se puede, gratis) para ayudarlos a pasar un rato divertido y ameno mientras sabemos que aprenden. 

El inglés forma parte de todas estas ricas enseñanzas que forjarán su futuro. Y como uno de los idiomas indispensables a saber, queremos que no se sientan obligados a estudiarlo, sino que forme parte de su proceso natural de aprendizaje (pero que sea fácil y rápido). A continuación te brindamos los mejores tips, programas, recursos y juegos para que puedas desde la comodidad del hogar, sumergirte en el mundo de este grandioso idioma y que puedas transmitírselo a ellos de la forma más divertida posible:

CONSEJOS PARA ENSEÑARLE INGLÉS A LOS NIÑOS (FÁCIL Y PRÁCTICO) 

No subestimes el poder de los niños de aprender rápido

Los niños tienen una forma de aprendizaje muy distinta a la de un adulto. El adulto en sí, ya sea por sus propias experiencias de vida y su carácter ya forjado, suele crearse ideas de sí mismo que si no se canalizan bien, pueden acabar en vergüenza, o cualquier otro impedimento para que el proceso de aprendizaje se haga de forma eficaz. Los niños en cambio, aceptan lo enseñado sin preguntar y como tienen ganas de comerse al mundo, no muestran timidez y tampoco cuestionan nada. Así que para poder nosotros ser los que ayudemos a nuestros hijos a aprender inglés, debemos partir del punto de librarnos de todo aquello que nos impida soltarnos y mostrarnos seguros y capaces a la hora de sentarnos junto a ellos.

No pienses que por no saber inglés o no creer saber lo suficiente, no puedes ayudarlos a aprender

Como ya dijimos anteriormente, los niños aprenden de forma distinta a un adulto. Con las herramientas y recursos necesarios, tu única labor será la de estar con ellos acompañándolos y escuchando los audios, cantando las canciones, bailando, dibujando y creando un mundo nuevo y divertido junto a ellos. ¡Créeme cuando te digo que ellos aprenderán más rápido que tú y seguramente comenzarán a enseñarte ellos a ti! No debes saber inglés. Solo debes hacer que respeten sus horas de aprendizaje, hacer que sean constantes, facilitarles el material y acompañarlos durante las sesiones. Igualmente esto te servirá para desempolvar lo que aprendiste en el instituto o ¡comenzar a estudiar inglés desde cero como ellos!.   

Haz que amen tanto tener sus sesiones de inglés, que no puedan esperar hasta la siguiente

Aprender disfrutando se ha convertido en la metodología más utilizada en educación para enseñar a los niños en la última década. Los expertos consideran que si el niño se divierte mientras estudia, elimina su miedo a equivocarse, interioriza los conocimientos teóricos, estimula su creatividad y la lógica que tiene sobre las cosas, fomenta sus habilidades sociales y de responsabilidad y está más contento y de muy buen humor, lo que lo incentiva a seguir aprendiendo.

Crea un ambiente idóneo para aprender inglés

Ayudar a tus hijos a aprender el idioma no se trata solo de sentarte con ellos y supervisar lo que hacen. Decora el espacio de forma diferente (con banderas, fotos, posters, libros, etc.); si están haciendo actividades de dibujo, pon de fondo canciones en inglés; si están jugando a las escondidas, además de contar de inglés, trata de añadir más vocabulario describiendo objetos o diciendo los colores de las cosas en voz alta. Todo eso, lo niños lo perciben y hacen que su proceso de aprendizaje sea más efectivo.

Asegúrate que todo lo que escuchen, provenga de profesores nativos o profesores completamente bilingües

Lamentablemente hay mucho material en internet donde las pronunciaciones son pésimas y en esta etapa del aprendizaje (edades tempranas), es importante que los niños estén en contacto con la pronunciación correcta de las palabras ya que lo que aprenderán ahora, no se les olvidará más nunca. Y no podemos permitir que aprendan mal.

No desistas al primer intento de estudiar con tus hijos si no se muestran receptivos

Como al principio de cualquier actividad extracurricular que realizan, a veces suelen resistirse o simplemente no demostrar si les gusta o no aprender inglés. Hay padres que pierden el entusiasmo y se dan por vencidos rápido. No seas ese tipo de padre. Ten paciencia, que en pocas sesiones verás que ellos mismos te pedirán estudiar y jugar en inglés.

Debes animar a tus hijos a que digan y repitan la mayor cantidad de palabras o expresiones en inglés desde que se levantan en la mañana

Ello, ayuda a desbloquear trabas y aumenta su capacidad de aprendizaje ya que, a diferencia de un adulto al que le puede tomar hasta semanas procesar la información que recibe, el niño la procesa y retiene increíblemente ¡solo en un par de minutos! Y si se mezclan los idiomas, no te preocupes. Naturalmente, el cerebro más adelante empezará a diferenciar un idioma del otro y todo se ordenará en su cabeza. 

Varía tanto como puedas los recursos disponibles para aprender el idioma

Desde ver TV en inglés (Youtube tiene unos canales fabulosos con programas educativos y de entretenimiento 5 estrellas) ya sea a través de películas, documentales, shows o dibujos animados, hasta leer libros en inglés que contengan ilustraciones donde se representen objetos, acciones y lugares. Todo ello fomentará el bilingüismo y los niños se acostumbrarán a que el inglés forme parte de su entorno habitual. Hay muchos juegos que se pueden hacer, desde coleccionar objetos en casa del mismo color y que se encuentren en diferentes partes de la casa, hasta decir las formas de las nubes en inglés o contar los coches que hay debajo de casa. ¡Todo suma! El favorito de todos casi siempre es ¡actuar las canciones! Anímate y conviértete en actor tú también. 

Trata de que tus hijos estén en contacto con personas que hablan inglés

Dependiendo de donde vivas, o dentro de tus posibilidades más inmediatas, siempre busca que tus hijos estén en contacto con amigos y conocidos que hablen inglés y anímalos a que se comuniquen con ellos en ese idioma. Igualmente es sumamente recomendable que apuntes a tus hijos a una academia a partir de los 3 años para que se relacionen con niños que igualmente estén aprendiendo el idioma para que su proceso de aprendizaje se vuelva más ameno y divertido. Si vives en algún lugar donde tus hijos se relacionen con niños de padres angloparlantes, es una excelente oportunidad para que tus hijos se suelten. Llévalos al parque para que jueguen con ellos, o apúntalos a actividades donde compartan con estos niños. Lo harán en inglés seguramente.

Enséñales a usar los dispositivos electrónicos de forma inteligente y con fines educativos

Hoy en día los padres tienen la creencia errónea de que usar dispositivos electrónicos en vez de ayudar, retrasan el proceso de aprendizaje de un niño. ¡No seas uno de esos padres! Es importante entender que el problema no es el dispositivo electrónico (tablets, iPads, móviles, etc.) sino el contenido “basura” que hay en las redes. Si logras ubicar y reconocer los programas y contenidos que son útiles y beneficiosos para tus niños, querrás que estén en contacto con ellos ¡todo el tiempo! Hay gran cantidad de aplicaciones y shows donde tus hijos aprenderán al máximo en muy corto tiempo.  

Lo que está sucediendo en el mundo actualmente y lo que vemos como el lado negativo de la pandemia del Coronavirus, puede ser una gran oportunidad para sacarle el lado positivo a las cosas y sonreírle a la vida que tenemos. Aprovecha este tiempo que tienes con tus hijos en casa y aplica todos estos consejos (o al menos la mayoría hasta que podamos salir a las calles) y verás cuán enriquecedora y divertida será esta experiencia. Después de todo, nuestros hijos ¡son nuestro mayor tesoro! Cuídalos, ámalos y ya sabes…

#YOMEQUEDOENCASA

Te presentamos la historia de una familia que nos ha contado con su testimonio cómo está viviendo esta experiencia del Coronavirus mientras ayudan a sus hijos con el inglés y esto es lo que nos han dicho: 

“Nos levantamos en la mañana igual de temprano que cuando vamos a cole. Nos vestimos y desayunamos todos juntos en familia. Luego, comienza la hora de los “deberes”. Algo un poco más formal donde nos sentamos en la mesa e imprimimos fichas para que llenen. Todos los días es algo diferente. Un poco de matemáticas, colorear y luego aprender inglés.

Hemos descargado un plan de estudio con contenidos actualizados tal y como si estuviesen siguiendo el programa que dan el en cole. – Nunca nos imaginamos que los niños tendrían una lista tan grande de temas que estudiar pues siempre creímos que hacían lo mismo en el cole. Sobre todo mi hija más pequeña que tiene 3 años. Pero para nuestra grata sorpresa ¡nos equivocamos! – Eso sí, todos estos deberes siempre tratamos de que se hagan jugando. De lo contrario, se aburren y ya luego no quieren hacer nada de nada. Y siempre nos piden premio. Puede ser desde unos chuches hasta la compra de videojuegos por Amazon.

La verdad estamos muy contentos porque todos los días nos piden hacer estas cosas. Al menos ya no tenemos que perseguirlos para que hagan lo que tienen que hacer. También esto se ha convertido en una experiencia nueva porque creo que nunca nos habíamos involucrado tanto en la educación de nuestros hijos y hemos aprendido que la palabra mágica para poder llevar esta situación de la mejor forma es la “paciencia”.

En las tardes, luego de comer vemos una película en Netflix. La cosa es que mi esposo quería siempre poner la peli en español y nos hemos animado a ponerla en inglés con subtítulos en español. La más pequeña, mientras juega a otra cosa, increíblemente va repitiendo las frases que dicen en la peli, y ¡con un acento! Si no vemos la peli, entonces nos ponemos a cantar con el karaoke, o si no, juegos de mesa. Siempre hay algo en qué ocupar el tiempo. Y lo más bonito, hasta ellos nos enseñan cosas.

Hemos buscado últimamente lo que significa “homeschooling” que es básicamente que tus hijos hagan el colegio en casa. Al principio no me animaba mucho la idea (y todavía creo que no es muy bueno porque los niños deben interactuar con otros) pero sí empezar a compartir más a nivel educativo con ellos ha hecho replantearnos el estar más pendientes de ellos y conectar. Cuando se acaba el día, siempre leemos un cuento antes de ir a dormir.

El más grande siempre coge un libro de recetas que me trajo mi hermana que viaja mucho y está en inglés y español. ¡Creo que tenemos un chef en potencia en casa! Ojalá esto termine pronto porque tenemos unas ganas de viajar increíbles. Pero mientras tanto seguimos trabajando en casa aprendiendo y divirtiéndonos ¡un montón!. “